¿Cómo mantener la inmensidad de la llanura que es Internet?

He tenido el placer de leer otro artículo de Antonio Rodríguez de las Heras titulado “¿La Red será un espacio cada vez más estrecho?” Es uno de esos artículos que te invitan a reflexionar y he aceptado la invitación.

Describe el artículo una explanada casi infinita, libre de obstáculos y  que permite llegar de modo fácil a oasis distintos con mundos distintos… ¿Te suena una explanada así? a mi sí, la llamamos Internet, y como dice el artículo en ella, también me siento observado, a pesar de que “no hay nadie”.

Internet es una llanura sin espacios con miles de oasis a los que se llega fácilmente y en los que “dejamos huella de nuestras acciones y esto produce el espejismo de que lo ya visitado, lo conocido, se presenta desde ese momento más próximo, aunque todo se encuentre sin distancias, porque es un espacio turbador que no tiene lugares(…) “Su primera manifestación de horizontes abiertos e inabarcables, [la de esta explanada] se va reduciendo, ya que al ser observadas el espacio se acomoda a sus comportamientos, propósitos, preferencias. Y quedan así envueltas en un entorno a su medida, privándoles de la inmensidad inicial que parecía prometer el escenario”.

 

circular dots mesh background
Fuente: Freepick

 

Mantener la inmensidad de la llanura requiere, según Antonio Rodríguez, buscar sin cesar lo nuevo, que no está en ningún lugar, sino en el recorrido por esos horizontes inciertos.  Así se entiende que un espacio abierto no lo hace el que sea inabarcable, sino que el viajero sea incansable. Lo que implica tener una disposición viajera, exploradora, inconformista, y buscar sin cesar lo nuevo, que no está en ningún lugar, sino en el recorrido por esos horizontes inciertos

Si se acomodan [los alefitas, los habitantes que habitan el espacio de un mundo en red, o sease nosotros] a un mundo hecho a su medida por la mirada ilocalizable de los algoritmos, se extinguirán, nos extinguiremos.

Este panorama que describe Antonio Rodríguez, me hace ver que con Internet muchos salimos de la zona física de confort para entrar en la zonza virtual de confort solo que no es nuestra sino que está mediada por los algoritmos, esos programas que mueven los hilos de todo cuanto acontece en la red. Que deciden qué vemos y que no, qué es relevante y que nimio.

Si queremos caminar por nuevas vias y revelarnos al imperio de los algoritmos, deberemos dejar el nuevo hábito de ir con prisa. Paradójicamnete Internet nos da la inmediatez pero para que el resultado sea el deseado, una amplia explanada, obliga a actuar despacio; a reflexionar. Consumir Internet nos consume.

¿Te animas a seguir pensando? Podemos generar un hilo…

(1) ¿Podemos quedar cautivos de/en un mundo digital? (2) ¿Cuándo perdemos nuestros horizontes abiertos e inabarcables y de qué forma? (3) ¿Cómo recuperarlos?

Gracias  por pensar y por hacernos pensar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s