¿Has visto otra gran oportunidad?

Justo Nieto (2010) afirma que  “cada proceso de innovación es específico para cada caso y no vale para otros retos; qué para construir cada camino, la innovación carece de método; que la innovación carece de lógica, pues el camino hay que construirlo cuando, en apariencia , no hace falta, pues nunca se debe innovar bajo la presión de los achaques, sino sólo bajo la presión del reto a conseguir”.

Ese reto podemos identificarlo como una gran oportunidad. Cada gran oportunidad es para Kotter J. P.  Es el punto de partida para que, bien aprovechada, la organización innove y obtenga algo que le va a permitir dar un salto hacia adelante en relación a una mejora buscada.

Una gran oportunidad es por lo general producto de los cambios en el entorno [contexto] de la organización o de cambios internos (nuevos productos o servicios, nuevas personas).  Explotarla requiere acertar en la forma de abordarla y de hacerlo con la velocidad adecuada (de lo contrario dejará de ser una oportunidad, pues habrá pasado).

En el campo educativo, la primera gran oportunidad que hay que buscar siempre es para mejorar la capacitación integral (lo más completa posible) de nuestros alumnos.  En el contexto actual esta gran oportunidad requiere que en los centros educativos hagamos frente a cada  “gran oportunidad” que se nos presenta.

54933-O7ZO19
Img. Freepick.com

A grandes rasgos identifico cuatro grandes oportunidades urgentes:

1.- La gran oportunidad formativa para los docentes.

El momento actual ofrece la oportunidad a profesores y centros educativos para diseñar una hoja formativa adaptada a necesidades personales (y del equipo) en cuanto a (des)conocimientos y también en horario. No hay excusas para no optar por la formación continua, desde la formación en el mismo centro a través de la recien creada figura del responsable de formación (al menos en la Comunidad Valenciana), centros de formación del profesorado (Los cefires en la Comunidad Valenciana), a través del Ministerio de Educación con el INTEF entre otros, comunidades como ScholarTIC de la fundación Telefónica, Fundaciones, etc por nombrar las gratuitas. Los centros e instituciones deberían promover y premiar a los docentes que se esfuerzan por formarse.

2.- La gran oportunidad metodológica.

Apostar por nuevas metodologías nos ofrece otra gran oportunidad. Nunca antes teníamos al alcance tantas metodologías diferentes para aplicar al aula. Es cierto que los currículums encorsetan un poco, pero no es menos cierto que tenemos muchísima libertad para aplicar la metodología que queramos para conseguir el aprendizaje deseado. Además empieza a estar bien visto experimentar y hacer cosas diferentes. A lo mejor basta con hacer lo mismo pero de otra forma. Incluso nunca antes había sido tan fácil encontrar compañeros de claustro (aunque sea en el claustro virtual) dispuestos a asociarse en pro de un cambio que nos llene.

3.- La gran oportunidad de gestión.

Los centros educativos deben innovar en su forma de gestión para hacer frente a la excesiva cantidad de procesos que están llegando a los equipos directivos (E.D.) y que están saturando a los propios E. D., a los claustros y al PAS. No creo que sea adecuada la improvisación que se está dando en algunas comunidades autónomas y puede crear una sensación de agobio, de pérdida de sentido de lo que hacemos, de desasosiego.

Hacer las cosas de modo diferente (otra forma de plantear las reuniones, de organizarnos, etc) nos va a permitir dar respuesta a situaciones como dije en mi post anterior, por hacer muchas cosas para estar siempre en el mismo sitio. En definitiva debemos crear una gestión más ágil.

4.- La gran oportunidad de comunicarnos.

La comunicación otra gran oportunidad, íntimamente relacionada con el resto. Existen muchas formas de comunicación y aplicables a infinidad de situaciones. Su potencia está en que nos puede ayudar a desapalancar circunstancias y personas a las que el sistema “les permite” permanecer inmóviles ante tanto cambio. También es la herramienta perfecta para implicar a toda la comunidad educativa. Posibilita así mismo que el aprendizaje que se da en las aulas salga de ellas y llegue a la sociedad.

Se que no es fácil. El día a día muchas veces nos puede. La resistencia al cambio nos frena pero la mejora continua es obligatoria para centros y docentes. No podemos permanecer inmóviles si queremos tener sentido en el contexto actual. Tampoco debemos olvidar las palabras de Gregorio Marañón:”La rapidez, que es una virtud, engendra su vicio, que es la prisa” y parece que nos están dando prisa por todos los lados. Es lo que Kotter (2015) llama la falsa urgencia en contraposición a la URGENCIA enfocada a una gran oportunidad visualizada por un número de elementos de la organización que creen en ella de tal forma que están determinados a hacerla realidad.

En cualquier caso hay una máxima que cada día tengo más clara: Necesitamos crear instituciones emocional y racionalmente atractivas (para todos).  

 

Bibliografía:

Nieto, J. (2010). Y tú… ¿Innovas o abdicas?  Valencia: Editorial Universitat Politècnica de València.

Kotter, J. P. (2015). Acelerar. Ed. Conecta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s