Aprender ¿para qué?

@c_magro recomendaba en su newsleter semanal de co.labora.red (nº48) “un interesante artículo de Dennis Hayes en el que crítica y alerta del peligroso camino que han tomado las autoridades educativas finlandesas con los últimos cambios en su curriculum. A mi me interesa [dice Carlos] porque el argumento central de Hayes, aprender para aprender vs aprender para trabajar es un histórico y cíclico debate que no terminamos de resolver”.

 

Debo confesar que no he leído el artículo (todavía), porque su resumen me ha hecho caer en la cuenta de la importancia del para qué aprender y me he puesto a escribir esta reflexión, antes de que se me relajara la reflexión.

Por un lado aparece el clásico punto de vista de aprender para trabajar, que hoy día se ha demostrado insuficiente, a tenor del alto número de titulados que tenemos desempleados.

Por otra parte la velocidad a la que se producen los cambios, no ya solo en ámbitos tecnológicos y se amplía en conocimiento, hacen obligatorio que aprendamos a aprender, que desarrollemos técnicas que nos permitan ser más eficientes al aprehender nuevos conocimientos, pues rápidamente los anteriores quedan obsoletos. (aquí podríamos entrar en el debate de aprendizaje-experiencial, es decir lo que aprendemos sirve de experiencia para el siguiente aprendizaje y realmente no se pierde todo). Sin embargo este aprender a aprender me parece que ha ido más allá y se ha convertido en un aprender por aprender y se está perpetuando como moda, como tendencia. Hay que hacer cursos a toda costa para seguir aprendiendo, para no quedarnos atrás, para ampliar conocimiento, da igual para qué: hay que hacer cursos.

Surge así una nueva adicción que puede acabar infoxicándonos si no sabemos lo que buscamos, para qué y con quién, porque el exceso de oferta puede hacernos olvidar que no todos los cursos son buenos aunque hablen de lo mismo.

 

Pero en todo este debate hemos perdido la perspectiva más idealista: necesitamos aprender para cambiar el mundo. La generación mejor formada ha salido para perpetuar el sistema, para seguir alimentando una sociedad con las mismas carencias. Una sociedad que volverá a caer en la misma burbuja. Parece ser que no hemos aprendido lo suficiente. Si con nuestro aprendizaje solo buscamos enriquecernos y consumir, nada habrá cambiado. Si no premiamos un aprendizaje que nos lleve a una sociedad con relaciones más justas, que busque acabar con los desequilibrios porque no mida el éxito en cuanto posees nada habrá cambiado…


¿para qué sirve aprender? yo lo tengo claro para cambiar el mundo. Hasta que no lo consigamos no habremos aprendido.

tulips-52125_640

Anuncios

Un comentario sobre “Aprender ¿para qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s